Alessandro Magri

Productor, arreglista, músico, profesor experto de Logic Pro cCertificado por Apple
Cento (Ferrara), Italia

Audio Engine Music

Nacido en 1970 en Cento (Ferrara, Italia), Alessandro Magri se graduó en piano en el Conservatorio y estudió música clásica, contemporánea y composición de jazz. Durante los últimos 20 años ha trabajado como productor, arreglista y músico de sesión en la escena pop y en producción publicitaria para TV en Italia. Escribe para la revista italiana de música SM/Srumenti Musicali, donde publica desde 2008 una columna mensual llamada The Producer. Alessandro fue el primer Profesor Certificado por Apple europeo, experto en Logic, y continúa trabajando estrechamente con Apple. En 2007, creó su propia empresa, Audio Engine Music/LogicPro.it, que se ha expandido a lo largo de los años hasta convertirse en el Centro de Formación Autorizado por Apple (AATC, por sus siglas en inglés) de Italia.


La experiencia cuasi-analógica

Soy un tipo analógico y utilizo las superficies Artist Mix y Artist Control para ajustar niveles, panorámicos, poner en solo varias pistas al mismo tiempo y otras funciones relacionadas con las bandas de canal. También es genial cuando quiero un “control manual”; cuando estoy ajustando algo como el corte y la resonancia del filtro de mis instrumentos Logic Pro como lo hago en mis sintes Moog, o cuando estoy buscando la configuración de compresor adecuada y necesito mover el umbral y el ratio al mismo tiempo. Es una experiencia genial y de estilo analógico. Mi consola Artist Series es mi superficie de control principal, ya que me permite controlar cualquier elemento, desde Logic, Pro Tools y Live hasta el Finder, Safari, correo electrónico... todo.
 
Pienso que las capacidades completas de configuración que ofrece la pantalla táctil de Artist Control son sensacionales. Diseño, rellamada, asignaciones de comandos a teclas... todo es magnífico. Las teclas programables son una de mis características favoritas. Siempre estoy añadiendo nuevos comandos y esto ha mejorado mi flujo de trabajo enormemente. EuCon es rápido y se integra a la perfección con mi software preferido, y puedo crear configuraciones según la necesidad. Es extremadamente versátil.

Todo desde una sola mesa

En mi opinión, una de las características más importantes de EuCon es la capacidad para controlar más de una aplicación en varios ordenadores conectados en red. Normalmente produzco con Logic y Pro Tools instalados en dos Mac Pro conectados en red. Antes de Euphonix, tenía que utilizar dos superficies de control, una para Logic y otra para Pro Tools. Ahora puedo controlar todo desde una sola mesa. Así que... el espacio se aprovecha más, hay menos confusión y más música.