El sueño de una montajista hecho realidad gracias a The Artist y Media Composer

Anne-Sophie Bion tenía un sueño: algún día ella sería una montajista de éxito. Este año, su determinación alcanzó el éxito cuando fue nominada al Oscar a la mejor edición y ganó el premio ACE Eddie al “Largometraje mejor montado (comedia o musical)” por su trabajo en The Artist. Fue un sueño hecho realidad; y Anne-Sophie reconoce el mérito de sus mentores y de Avid Media Composer por ayudarle en el camino.

Pero su carrera en el montaje no empezó en el cine, sino en la pequeña pantalla. Después de estudiar edición de vídeo, obtuvo su primer trabajo en Eurosport en 2004, una cadena internacional de deportes con sede en Francia. No obstante, su sueño de trabajar en la industria del cine la incitó a volver a las aulas para graduarse en Cinematografía. Allí se sumergió en la teoría de la creación fílmica, mientras, para practicar, trabajaba en un laboratorio fotoquímico.

 

A la búsqueda de mentores y del mejor camino

Después de incontables horas de estudio y práctica, finalmente obtuvo un puesto como asistente técnica en una empresa de postproducción llamada Artistic Images. El tiempo que pasó aquí no solamente la ayudó a comenzar a hacerse un nombre, sino que también se familiarizó completamente con Media Composer —desde la ingesta a la conformación— gracias a su mentor y director técnico Marc Boucrot (montajista y etalonador de Blancanieves (Mirror Mirror), Enter the Void, 8).

[Trabajar en Artistic Images] “me permitió conocer a muchos montajistas, directores, y ayudantes de montaje”, recuerda Bion. “Y tuve la suerte de conocer al montajista Hervé Schneid, que necesitaba un asistente para la serie Mesrine, dirigida por Jean-François Richet”. Al trabajar con Schneid, entre cuyas obras se cuentan Alien: Resurrección y Amélie, Bion obtuvo la experiencia práctica que necesitaba mientras trabajaban en Micmacs, una comedia dirigida por Jean-Pierre Jeunet en 2009.

Schneid “se convirtió en mi tutor artístico”, dice Bion, recordando la época en que trabajaron juntos. “Me enseñó muchísimo. Cada mañana, me sentaba junto a él y lo observaba mientras repasaba los dailies… Así aprendí realmente a montar”.

 

Hacia el éxito con The Artist y Avid

In 2010, el escritor y director Michel Hazanavicius se puso a cargo de una ambiciosa película muda actual, y empezó a buscar un montajista que le ayudara en el proyecto. Quería a alguien con una mirada joven… alguien que estuviera totalmente a gusto con la parte técnica del proyecto. El prestigio de Bion lo convenció y ella empezó a trabajar a su lado como comontajista en The Artist en el otoño de 2010.

“Michel estaba rodando en Los Ángeles, y yo estaba en París con mi asistente, Camille”, recuerda Bion sobre los inicios del proyecto. “En cuanto él llegó, vimos mi montaje preliminar y montamos la película juntos. El mero hecho de trabajar con Michel fue una experiencia mágica”. 

Ella también es todo elogios para la herramienta que la ayudó a modelar la encantadora historia de una estrella del cine mudo, sin la ayuda del sonido. “Media Composer es mi herramienta preferida, así que lo uso todo el tiempo, desde el primer al último día del montaje”, indica con entusiasmo. “Tengo un equipo Mojo DX para la captura, y mis asistentes usan dos equipos Nitris DX para facilitar la entrada y salida”.

Cuando se le pregunta por qué ha elegido Media Composer, su respuesta es: "Porque es sencillo… lo encuentro claro y fácil de usar”. También le gustan sus capacidades de gestión de soportes y formatos. Dado que el software no obstaculizaba su proceso creativo, Bion pudo dedicarle más tiempo a establecer el ritmo de la historia y a aprovechar las características y herramientas avanzadas de Media Composer para crear efectos visuales.

“En The Artist, teníamos que hacer mucha ‘multiplicación de multitudes’ ”, o sea duplicar grupos de decenas de extras para convertirlos en cientos. “Llegué a trabajar con 20 pistas y logré montar los planos, o al menos hacer maquetas dentro de [Media Composer]”.

 

La prueba de que los sueños pueden hacerse realidad

The Artist se presentó en el Festival de Cine de Cannes en mayo de 2011, con una entusiasta recepción de la crítica, que fue en aumento festival tras festival en todo el mundo antes de estrenarse en los cines. La película llegó a ganar más de cien galardones, como seis premios César, siete BAFTA, un Goya, tres Globos de Oro, y cinco Oscars.

Por su trabajo de edición, Bion y Hazanavicius recibieron juntos cinco nominaciones (Oscar, premio BAFTA, César, Premio de la Crítica y el premio de la Sociedad de Críticos Cinematográficos de San Diego ) y ganaron el Eddie. “Febrero [de 2012] fue super intenso”, recuerda Bion. “Pero en especial, ganar el ACE —el premio al mejor montaje del American Editors’ Guild— fue increíble y verdaderamente muy especial, así que ¡muchas gracias, Michel!”.

Aunque Bion sabe que el éxito en cine y televisión no necesariamente llega tan rápidamente como le sucedió a ella, señala que Media Composer puede resultar significativo en la propia carrera profesional. “Muchísimos editores y montajistas emplean Media Composer para comedia y drama, y la mayoría de los establecimientos de postproducción de París también lo usan. Así que eso es: ¡la herramienta preferida para montar cine!"