Desde Broadway hasta el West End con Gareth Owen y VENUE

El viaje de Gareth Owen para convertirse en uno de los jóvenes diseñadores de sonido más prolíficos en el mundo de los musicales comenzó (al igual que ocurre con muchos otros) gracias a una curiosidad nacida en la infancia. Su exposición temprana a la producción para teatro (por su padre) alimentó un deseo de buscar una oportunidad de aprender, meterse de cabeza en este mundo y absorber todo el conocimiento posible.

Espabilado a la hora de hacer contactos, los comienzos de Owen en sonido para conciertos finalmente le llevaron a conocer a un veterano ingeniero de sonido, Gert Sanner, que ofreció a Owen la oportunidad de unirse a la producción de The Blues Brothers en el West End de Londres. Siempre dispuesto a aprovechar el momento, aceptó entusiasmado el reto y celebró el despegue de su carrera. 

Actualmente, la creciente lista de éxitos y premios de Gareth Owen incluye innumerables producciones de primera fila, desde Broadway hasta el West End y también por toda Europa. Es la persona más joven en ser nominada a un premio Tony de Diseño de sonido por su trabajo en la producción de Trevor Nunn en Broadway, A Little Night Music. También es la persona más joven en ser nominada a un premio Olivier por su trabajo en End of the Rainbow de Terry Johnson, por el que también recibió su segunda nominación a un premio Tony.

Ahora totalmente independiente y muy solicitado, Owen continúa esforzándose y trabajando sin descanso para crear una experiencia musical inolvidable para su público, noche tras noche. Cuando se trata de seleccionar una consola de audio que se adapte a sus estándares, Owen prefiere los sistemas VENUE de Avid.

“En este momento, tenemos un sistema VENUE Profile en las producciones del West End y Broadway de End of the Rainbow; en las producciones británica, italiana y francesa de Sister Act; y en la producción internacional de Sonrisas y lágrimas”, explica. “Definitivamente, es la consola que hemos elegido para este tipo de producciones”.

Cuando cita las características que sitúan a VENUE al principio de la lista, Owen apunta en primer lugar a las potentes capacidades de automatización del sistema. “VENUE nos permite simplificar muchísimo todo el espectáculo, de formas que otras consolas no pueden igualar. Por ejemplo, en una canción complicada tenemos muchos puntos de cue que activan la automatización VCA y del micrófono de voz. En una consola tradicional, si quieres rellamar la mezcla del grupo mientras te mueves de cue en cue, tienes que tenerla dentro de cada uno de esos puntos. De este modo, cada vez que presionas el botón GO, también se restablece la mezcla de la banda. En la consola VENUE, podemos crear un punto de cue separado y un grupo VCA solo para la mezcla de la banda. Al pulsar GO en el transcurso de la canción para cambiar los puntos de cue para la voz, los canales de la banda no se alteran. Esto proporciona muchas opciones en la mezcla de musicales, y ninguna otra consola puede igualar a VENUE en este aspecto”.

Owen se muestra igual de entusiasta acerca de la capacidad del sistema VENUE para acceder a la amplia biblioteca de plug-ins de Pro Tools. “El sistema de plug-ins de VENUE es fantástico. Poder ver fácilmente plug-ins dentro de escenas y cambiarlos completamente o rellamarlos cuando me apetece es realmente útil. Y como la mayoría de los músicos también son usuarios de Pro Tools, tengo acceso a los plug-ins que utilizan en el estudio. Si no lo tengo ya, puedo descargármelo en un momento, compartir presets y crear exactamente lo que están acostumbrados a escuchar. Muy chulo”.

El diseño de sonido para musicales requiere un alto grado de cooperación tanto con los actores como con los músicos, y Owen ha acabado confiando ciegamente en el sistema Personal Q (PQ) para conseguir mezclas de monitorización ideales y así tener al equipo contento. “Me chifla el control de PQ y lo uso de forma bastante sistemática. A los miembros del grupo les encanta la libertad de crear sus propias mezclas y yo aprecio el poder ver exactamente lo que están haciendo. Es especialmente útil en esas ocasiones en que un miembro de la banda dice: 'no me llega nada de batería a los auriculares', y lo único que tengo que hacer es mirar hacia abajo y responder: 'eso es porque los has apagado'. La verdad, me gustan esos momentos”.

Owen es una persona que siempre intenta superar los límites de su propio conocimiento y su creatividad, pero en el fondo, lo que hace que vuelva a por más es la flexibilidad del sistema VENUE. “El sonido de los musicales es muy dinámico, y la necesidad de mejores flujos de trabajo exige un pensamiento creativo para cada producción. Los sistemas VENUE ofrecen un nivel de libertad que me ha permitido explorar algunas soluciones increíblemente potentes y efectivas”.