El nuevo SFJAZZ Center logra sonido y versatilidad perfectos con la ayuda de Avid, SIA y Meyer

Cuando Randall Klein, director artístico ejecutivo de la San Francisco Jazz Organization, comenzó a planear una nueva sede para su conocida institución, presentó una larga lista de diversos requisitos a los arquitectos de Mark Cavagnero Associates. Lo que Klein tenía en mente era una sala de 700 localidades sumamente versátil que pudiera reconfigurarse fácilmente para acomodar actuaciones más íntimas para unas 300 personas. También quería posibilidades de producción completa y la acústica de un gran centro artístico, pero con el ambiente e intimidad de un club de jazz.

Al darse cuenta de que los elevados objetivos de Klein presentarían algunos retos muy particulares, se avisó inmediatamente a Sam Berkow y al equipo de SIA Acoustics (una empresa de consultoría y diseño de sonido cuyo trabajo galardonado se puede ver y escuchar en Jazz en el Lincoln Center de Nueva York y en el auditorio Pearl at the Palms de las Vegas) para ayudar en la planificación.

El equipo de SIA complementa una envidiable experiencia con un gran entusiasmo por la nueva tecnología y con el compromiso de mantener el nivel de los mejores servicios de la industria del audio profesional. Para el JAZZ Center de San Francisco, SIA recomendó tres productos líderes en su clase: una consola VENUE Profile de Avid para la posición de frente de sala, una VENUE SC48 para el manejo de los monitores y el sistema Meyer Sound MINA Compact Line Array para el escenario principal.

“Las consolas VENUE ofrecen varias características que me encantan”, explica Berkow, socio principal y fundador de SIA. “Son increíblemente fáciles de utilizar, lo que da libertad a los operadores para que se concentren en la música. También me gusta la arquitectura de plug-ins, ya que permite a la gente traer sus propias llaves iLok, lo que les permite familiarizarse inmediatamente [con el procesamiento de sonido y el archivo de show], lo que resulta muy cómodo para los técnicos visitantes”.

Berkow continúa: “Los sistemas VENUE también proporcionan un grado de flexibilidad que no se encuentra en otras consolas. Nunca me he encontrado en una situación en la que no pudiera encontrar un modo creativo de hacer algo. Con las consolas VENUE, siempre hay opciones, nuevos flujos de trabajo esperando a ser descubiertos. Son sistemas verdaderamente impresionantes y muy bien diseñados”.

Para la acústica, Klein quería un sonido lleno de matices que utilizara mucho la proyección natural desde el escenario, aumentado por un apoyo sutil y tonalmente neutro desde el sistema de megafonía (PA). Esto incluía reflexiones mínimas desde las paredes traseras y abundante difusión con fines de grabación. También quería que la instalación fuera lo suficientemente flexible como para acomodar una gran variedad de estilos musicales.

“Desde un punto de vista acústico, las salas de jazz son muy diferentes de las salas diseñadas para música rock”, observa Berkow. “En una sala de jazz, se debe proveer a la comunicación sobre el escenario para que los intérpretes puedan escucharse entre ellos y a sí mismos. En una sala de rock, el sonido del escenario es casi irrelevante para la audiencia. La mayor parte del sonido llega desde un sistema de sonido, no desde el escenario“.

Para los altavoces, el equipo de SIA seleccionó un sistema basado en Meyer Sound que incluye clústers de distribución en línea MINA, a la izquierda y la derecha, con 16 elementos MINA en cada clúster. También instalaron dos clústers de Meyer JM-1s. Un clúster central adicional incluye cinco subwoofers Meyer 500-HP en disposición cardioide. Tres de ellos apuntan hacia adelante, mientras que los otros dos lo hacen hacia atrás. Dos sistemas Meyer Sound Galileo gestionan el procesamiento de sonido.

“Pueden parecer muchos altavoces”, comenta Berkow, “pero como los grupos en línea llegan más lejos, podemos reducir la cantidad de sonido en el escenario y proporcionar mejores características direccionales generales.

“La configuración especial de los subwoofers ubica el nodo en el escenario, lo que hace que sea mucho más fácil para los músicos escucharse entre ellos y que las grabaciones resulten más limpias. También resulta increíblemente uniforme en las principales áreas de butacas. El efecto general es realmente maravilloso”.

La sala de conciertos asimétrica incluye palcos a la derecha del escenario y frente al escenario, pero no hay palco a la izquierda. Se instaló un toldo de difusión de 5 por 7,6 metros con 68 difusores individuales para asegurar un campo de sonido uniforme en el escenario y entre el público. Además, sobre la pared del escenario hay una serie de paneles retraíbles que pueden bajarse para ofrecer más amortiguación acústica si fuera necesario.

El local también tiene una segunda sala de 70-asientos con dos configuraciones de escenario distintas y dos paredes vidriadas. También hay un aula, salas de ensayo, y varias salas de espera para los intérpretes. Se ha aplicado tratamiento acústico a todo el complejo, para proporcionar el aislamiento sonoro necesario.

El auditorio principal y la sala secundaria de 70 localidades están cableadas para grabar y para total flexibilidad en el futuro. Ya tienen instalados cables CAT5 y CAT6, y fibra óptica. Una pequeña sala de control alberga un sistema Pro Tools|HDX y una superficie de control ICON D-Command.

“En general pienso que hemos logrado la calidad tonal que buscábamos, y a la vez un nivel de flexibilidad que muy pocas salas pueden ofrecer”, concluye Berkow. “Estoy realmente complacido de que SF JAZZ vaya a celebrar su trigésimo aniversario por todo lo alto en este nuevo local. Resultó entretenido, y nuestro equipo se sintió realmente honrado de formar parte del proyecto."