Ulrich Wild

Ingeniero, mezclador, productor, propietario: estudio Noize In the Attic
Hollywood (California, EE.UU.)

Un mezclador de death metal que ve la luz

Escalando puestos en la jerarquía del estudio de grabación, primero como becario y luego como segundo ingeniero independiente experto y productor, Ulrich Wild siempre supo que las consolas eran su vida. Pero cuando el modelo empresarial cambió, los presupuestos se redujeron drásticamente y los discos tenían que producirse con menos fondos, se dio cuenta de que tenía que adaptar su estilo de mezcla. Así que Ulrich montó un equipo de mezcla económico en su casa. Tras descubrir la gran calidad de los primeros proyectos de mezcla, invirtió más y lo que comenzó como una sala de proyectos provisional se convirtió en lo que ahora es su instalación principal para mezclas.


Artist Series se adapta a mi estilo de trabajo

Antes era un chico SSL (Solid State Logic). Mezclaba innumerables proyectos en superficies enormes. Todo era siempre muy manual y cuando me pasé a la mezcla digital me hacían falta faders. Antes de la Artist Series había utilizado otras superficies de control basadas en MIDI. En el mejor de los casos eran todo lo largas que quería para utilizar los faders y los controles panorámicos, pero siempre tuve la sensación de que les faltaba resolución. Utilizar otras funciones era muy engorroso. En cuanto me cambié a Artist Series, mi productividad se incrementó de manera excepcional; ya no tenía que luchar contra mis herramientas. Esto es crucial, ya que quería poder centrarme completamente en la música. La Artist Series es transparente y se adapta a mi estilo de trabajo. Todas las características que utilizo funcionan fenomenal y son de acceso inmediato. Artist Series se integra a la perfección con Logic y Pro Tools.

El ejemplo del hermano mayor

Está bastante claro que la Artist Series toma ejemplo de sus hermanos mayores, lo que es genial; hay muchas de las ideas de diseño de la consola System 5 en la Artist Mix. Esto convierte a la Artist Series en una superficie de control extremadamente madura y competente. Con su sofisticado diseño y sus reducidas dimensiones, es la combinación perfecta entre rendimiento y tamaño, e ideal para mi estudio. El hecho de que Artist Series sea parte de mi equipo en el punto en el que estamos es crucial para mi trabajo.

Pasión por la velocidad

Me encanta contar con Artist Series en mi estudio. Trabajo muy rápido y tener las herramientas adecuadas a mi disposición es un requisito esencial. Estoy acostumbrado a configurar rápidamente una mezcla y manejar muchos faders. Poder navegar fácilmente por una gran sesión con la ayuda de las teclas programables mejora enormemente mi workflow. A medida que la canción cobra vida, comienzo a trabajar en los detalles: disponer de una superficie de control diseñada a conciencia me ayuda a acceder a los parámetros y plug-ins con rapidez.

Cambio mi manera de trabajar (y lo disfruto)

Automatizar mis mezclas con Artist Series es pan comido. Me encanta invertir los faders para automatizar los envíos auxiliares. La magnífica resolución de los faders me permite escribir unos pases de automatización muy fluidos y detallados y la información de las pantallas OLED es muy útil. Poder programar las teclas de acción directa y disponerlas para mejorar mi workflow es una característica que ha cambiado mi manera de trabajar. Es tan rápida e intuitiva que no sé cómo antes pude mezclar en el ordenador sin ella.

Con la ayuda de Artist Series, he dejado atrás las superficies de mezcla analógica de gran formato. Ahora es cuando estoy haciendo mi mejor trabajo y probablemente no volveré a mezclar en una gran consola.