Entretejiendo tecnología y creatividad para The Amazing Spider-Man

Spiderman, uno de los personajes de cómic más emblemáticos de todos los tiempos, cuenta con una considerable comunidad de fans entusiasta, siempre dispuesta a devorar casi cualquier cosa que Spidey les lance a su paso. No obstante, muchos se sorprendieron cuando se anunció que, tan solo cinco años después de que Tobey McGuire arrojara su última tela de araña en Spider-Man 3, la franquicia se iba a reiniciar con un nuevo reparto y un nuevo director al mando.

Pero la comunidad fan de Spiderman es demasiado tentadora para los ejecutivos del cine como para ignorarla durante mucho tiempo, así que esta vez fue el turno del director Marc Webb y de un equipo de producción totalmente nuevo de dar al personaje y a sus fieles seguidores un comienzo fresco en la épica historia original, The Amazing Spider-Man. 

Para el editor Alan Edward Bell (A.C.E.) y la ayudante de edición Jennifer Vecchiarello, este proyecto fue completamente distinto a su colaboración anterior, Agua para elefantes (2011).Efectos especiales de vértigo, edición rápida e impactante, formato 3D de la película pensado para un juego diferente... Bell supo al instante que la colaboración sería crucial para conseguir un buen resultado.

Para superar el reto, el equipo (que también contaba con los editores Michael McCusker y Pietro Scalia) confió en varias herramientas de producción Avid, como Media Composer y el software Pro Tools para la edición de audio e imágenes, además de un sistema de almacenamiento compartido Avid Unity MediaNetwork para disfrutar de una colaboración sencilla.

“Contábamos con ocho estaciones Media Composer conectadas al sistema Unity”, explica Vecchiarello. “Cada estación incluía una interfaz de E/S Avid Nitris DX y un monitor Marshall 3D, o bien monitores 2D con conversores. Alan tenía dos monitores Apple de 27 pulgadas y un sistema Doremi conectado a un proyector Optima HD”.

“Avid hace que tener varios sistemas de edición conectados y compartir proyectos con el equipo sea muy simple”, añade Bell. “Trabajar con Media Composer y el sistema Unity es increíble, en este aspecto. Convierte el trabajo en equipo en una despreocupación desde el punto de vista de un editor, y eso, en el aspecto creativo, es tremendamente liberador”.

 

Encontrar material de grabación con ScriptSync

Las producciones de la escala de The Amazing Spider Man generan una enorme cantidad de material de rodaje. Es importantísimo ser capaces de recuperarlo y revisar diferentes escenas o varias tomas de una única escena para crear el corte perfectamente acabado a tiempo y dentro del presupuesto.

Para Bell y Vecchiarello, ScriptSync fue una ventaja enorme en este aspecto, y se convirtió en la pieza fundamental de su flujo de trabajo práctico. 

“Me encanta utilizar ScriptSync”, explica Bell, “pero lo uso de un modo algo diferente a la mayoría de la gente”. Utilizo un bin ScriptSync para cada escena de la película, en lugar de un bin ScriptSync para todo el script. De hecho, mi ayudante importa cada escena a su propia carpeta específica. Al tener carpetas separadas, es mucho más fácil ordenarlas y recuperarlas sobre la marcha, y es especialmente útil cuando el director quiere revisar diferentes versiones. Simplemente abro el script y tengo todas las líneas delante de mí. Hago clic en él y puedo reproducir las diferentes tomas de forma inmediata. No pierdo el tiempo intentando encontrar un punto en un clip, porque lo abro directamente desde el bin.

“También es mucho más fácil para mi ayudante, porque, a medida que los scripts cambian, ella puede localizar y actualizar fácilmente el archivo sin tener que desplazarse por todo el script. Incluso puede clasificar el diálogo que se produce tras las cámaras, para ir guardando los comentarios del director. Es mucho menos engorroso”.

 

Spiderman salta a la tercera dimensión

The Amazing Spider-Man lleva a los fans a un viaje vertiginoso de tejado en tejado mientras Spidey supera obstáculos aparentemente infranqueables y se bate con personajes despiadados desde el cielo de las calles de Nueva York. Esta adaptación agrega un nivel extra de realidad que provoca hormigueo en el estómago, gracias a la adición de una tercera dimensión a la paleta visual.

“La edición en 3D presentó algunos retos verdaderamente únicos”, destaca Bell. “Hay muchísimas anomalías que afectan a tu capacidad para ver la secuencia y obtener una idea clara de cómo se va a ver la escena. Existe la tendencia a hacer los cortes más largos debido al aspecto no finalizado del paradigma. Así que ya en una fase temprana decidí revisar los dailies en 3D para obtener una idea de la visión de Mark. Después volvía y editaba la escena en 2D. De hecho, la mayoría de la película se editó en 2D. Todavía utilizábamos Media Composer 5, así que no pudimos beneficiarnos de la alineación vertical y las conversiones interoculares de Media Composer 6. Espero poder aprovechar esas características la próxima vez”.

 

 
 “Estas herramientas se han vuelto tan potentes… Ya no tengo que precuparme de cómo cuadrarlo todo. Simplemente, puedo ser creativo”.
-Alan Bell, editor

Regreso al futuro... de la edición

Bell, uno de los editores más ocupados de Hollywood, ha probado muchas plataformas de edición y muchas de las herramientas más sofisticadas del mercado. Tras varios años utilizando otros productos, su regreso a Media Composer se vio determinado en parte por nuevas características como ScriptSync y la Smart Tool, además del compromiso de compatibilidad renovado de Avid.

“En realidad, soy un ‘converso’ de Final Cut Pro”, explica. “Al comienzo de mi carrera trabajaba exclusivamente en Avid antes de decidirme a aprender a utilizar Final Cut. Me convertí en un experto total de la versión 7 de FCP. Pero Avid introdujo las Smart Tools más o menos cuando Apple empezó a llevar Final Cut hacia una dirección diferente; entonces decidí volver a Media Composer. Me encanta la versatilidad de las Smart Tools y la posibilidad de simplemente coger los elementos y moverlos a mis anchas. Ha sido facilísimo volver a cambiar”.

“Desde la perspectiva de una ayudante”, añade Vecchiarello, “Media Composer facilita realmente pasar de un equipo a otro. Es supersencillo personalizar los ajustes para cada usuario. Y cuando los archivos se trasladan por el sistema y se comparten, puedo llevar fácilmente esos ajustes únicos de equipo a equipo. Ni siquiera puedo empezar a contar la cantidad de tiempo y frustración que esto nos ha ahorrado.

En una nueva demostración de su entusiasmo por Media Composer, Bell ensalza la capacidad de trabajar con aplicaciones de otros fabricantes y la evolución constante de Avid hacia la compatibilidad como factor clave. 

“Estoy muy contento con el nuevo compromiso de Avid en relación a la compatibilidad”, comenta. “Soy un editor a quien le gustan bastante los efectos, y mucho más en un proyecto de estas características. Y aunque pienso que Media Composer trae incorporados algunos efectos de gran calidad, me gusta contar con la posibilidad de integrar software de otras marcas. Uno de mis favoritos es Fusion, de una compañía llamada eyeon Software. Lo emplée extensamente en Spider-Man y fui capaz de integrarlo a la perfección en mi workflow general. Eyeon está trabajando en el desarrollo de un plug-in para Media Composer que realmente va a optimizar los procesos para mí. Es una evolución potente en favor de Media Composer, y solo puedo imaginar lo que otros desarrolladores tienen actualmente en sus manos. Es muy emocionante”.

Aunque la tecnología proporciona las herramientas, en última instancia son el talento, la visión y el trabajo duro de los equipos de producción los que dictan el resultado final. Y con el éxito en taquilla de la película, parece que Bell, Vecchiarello y el resto del equipo tras The Amazing Spider-Man han creado algo totalmente nuevo y emocionante para los fans.

“Me entusiasma esta película y estoy muy satisfecho con la percepción final de la historia y los personajes”, concluye Bell. “Estas herramientas son tan versátiles y las tengo tan automatizadas que no tengo que pensar en cómo hacer cuadrar todo; puedo dedicarme simplemente a ser creativo”.


* Fotos de Alan de Matt Dames. Las fotos de la película son de Jaimie Trueblood; es correcto utilizar “Cortesía de Columbia Pictures” como crédito en todas las fotos.